Como comenté en el post anterior (enlace aquí), en este artículo voy a explayarme en explicar los procesos que ocurren en el cuerpo para que se origine la diabetes de tipo 1 y como esta nos afecta.

Primero unas cuantas cifras:

En España, aproximadamente el 0,1% de los niños de 0 a 14 años son diagnosticados de diabetes tipo 1 y se estima que cada año se producen alrededor de 1000 casos nuevos.

El 13% de los diagnósticos de diabetes, pertenecen al tipo 1.

La frecuencia de desarrollo de la diabetes tipo 1 en niños de madre diabética es del 2-3% y esta cifra ascienda al 5-6% cuando el diabético es el padre; y aumenta al 30% si ambos lo son.

Sólo un 13% de los niños y adolescentes que contraen diabetes tienen un padre o un hermano diabético.

Estudios en gemelos idénticos han mostrado que, si uno de los dos es diabético, el riesgo de que el otro también contraiga la diabetes antes de los 35 años es del 50-70%. En gemelos no idénticos, es del 13%. Esto nos indicaría que la genética tiene un peso importante (más de la mitad).

¿Qué es exactamente la diabetes tipo 1?

La destrucción de las células beta, el origen de la diabetes.

Se trata de una enfermedad autoinmune, es decir, una enfermedad en la que nuestras propias defensas atacan a nuestras propias células al crear anticuerpos que atacarán directamente a nuestras células beta destruyéndolas y provocando así que el páncreas sea incapaz de crear y segregar insulina, teniendo que ser administrada de manera exógena (es decir, de manera artificial).

¿Cuál es la causa?

No existe una respuesta a esta pregunta. Siempre se habla de múltiples factores ambientales, de hábitos en el estilo de vida o incluso infecciones virales. Hay que aclarar que cuando se refieren a hábitos del estilo de vida no quiere decir que “por comer mucho dulce” o algo así, nos referimos más bien a los hábitos de una sociedad. Por ejemplo, Finlandia tiene el índice de diabetes en niños y adolescentes más alto del mundo. En Japón la diabetes de tipo 1 en la niñez y la adolescencia es muy rara; pero sin embargo esta enfermedad es más común entre los inmigrantes japoneses que viven en Hawái que entre sus parientes que permanecen en Japón.

Volviendo a la causa infecciosa, se piensa que tal vez los anticuerpos que se inducen durante las infecciones virales, además de atacar al virus puedan cruzarse y atacar también a las células beta. Otra teoría propone que otros agentes con estructura parecida a una proteína de las células beta llamada GAD, reaccionan con el sistema inmunitario haciendo que este cree anticuerpos que luego podrían reaccionar con esta proteína, GAD, de las células beta. Esta teoría se basa en que existen estructuras proteicas en algunos virus (enterovirus, rotavirus) y en la leche de vaca, que son similares al GAD.

Es por esto que en los primeros análisis de sangre que se les hacen a las personas que debutan con diabetes de tipo 1 a edades adultas se les suele medir la cantidad de anticuerpos ICA y Anti-GAD para determinar el origen autoinmune de su diabetes.

¿Qué efectos provoca en el cuerpo?

El efecto más evidente es el de la hiperglucemia, es decir, un aumento de glucosa en sangre. La falta de insulina hace que el transporte de la glucosa hacia las células sea imposible, y todos esos hidratos de carbono que vamos comiendo se van acumulando, no pueden ser “quemados” por nuestro cuerpo. La acumulación de estos azucares será responsable de las complicaciones y de los síntomas de esta enfermedad.

La triada clásica a la hora del “debut” diabético son: Poliuria, Polifagia y Polidipsia.

La Polidipsia es la necesidad constante de estar bebiendo agua y este síntoma va de la mano de la Poliuria, que son las ganas de orinar todo el tiempo. ¿Por qué ocurre este? Al tener tanta glucosa en nuestra sangre, este trata de deshacerse de ella de cualquier forma. Una de estas formas es la de expulsarla mediante la orina, es por eso que las personas que son diabéticas pero que aún no lo saben, tienen la necesidad constante de ir a orinar. Probablemente tengan el azúcar por las nubes, aproximadamente a partir de una glucemia de 180 mg/dl el riñón comienza a filtrar glucosa y expulsarla por la orina. El paso constante de la glucosa a través del riñón es el causante de las complicaciones relacionadas con estos órganos: la nefropatía diabética que puede desembocar en una insuficiencia renal crónica; pero ya hablaremos de las complicaciones más adelante.

La Polifagia es una sensación imperiosa de hambre todo el tiempo. ¿Por qué ocurre? Pues porque a pesar de que tenemos alimento para nuestras células (glucosa) este no llega a donde tiene que llegar; por lo tanto, nuestro organismo está hambriento. Al no poder usar los carbohidratos; ¿Qué otros nutrientes tenemos? Si os acordáis del primer post (enlace aquí) otros nutrientes son las grasas y las proteínas; pues nuestro cuerpo comienza a quemar estos dos nutrientes, pero esto lleva consigo un efecto no deseado: La aparición de los cuerpos cetónicos. Podríamos decir que los cuerpos cetónicos son un producto de nuestro metabolismo que, si se quedan en el organismo, puede provocar daños en este; pero ya explicaremos más en detalle cómo se forman y que daños pueden provocar.

Otros efectos que podemos sentir son:

· Fatiga, pues no estamos recibiendo la energía necesaria.

· Pérdida de peso a causa del uso de las grasas por parte de las células.

· Náuseas y vómitos, a causa de una posible cetoacidosis.

· Visión borrosa, a causa de la acumulación de la glucosa en el humor acuoso, el líquido del globo ocular.

· Irritabilidad, dificultad para concentrarse.

Parte IParte II

Otros post que te pueden interesar